¡Ama lo que haces!

 

 

Si no amas lo que haces no estás cumpliendo con el propósito de Dios.

Dios, La Matrix, La Luz o como tú te identifiques con la energía de la creación tiene un plan para ti.

En mi caso siempre me gustó el diseño, desde pequeña ame toda forma de expresión y creatividad del ser humano. 

Y nunca hasta hace poco me di cuenta de que mis accesorios son más que una pieza de joyería o al menos eso es lo quiero transmitirte, son un recordatorio de tu luz, tu magia, lo especial y maravillosa que eres.

Por medio de las piedras naturales logré llegar a muchas personas y sigo llegando, también haciéndoles comprender que su poder va más allá de la vibración del cuarzo y que los anillos son adornos de una de las partes de nuestro cuerpo más vital: Nuestras manos. 

¡Qué maravillas son! Y todo lo que hacen por ti, ¿te haz hecho consciente de esto? Nuestras manos son maravillosas y por qué no adornarlas. 

Ahora con el tiempo me he dado cuenta de que también me gusta transmitir el conocimiento y he encontrado en el curso de "La magia de las piedras y los cristales" la manera de compartir un poco de luz a la humanidad.

Si estás trabajando solo por la cuestión monetaria y el reconocimiento en el fondo de tu corazón te darás cuenta de que no es suficiente, si copias la idea de alguien más estás robando su luz.

El dinero y reconocimiento llega cuándo amas lo que haces y no al revés. Tengo un libro muy especial que dice algo te quiero compartir: 

"Si imitas a la mayoría no realizarás tus sueños porque realizarlos es privilegio de quienes sienten que son algo muy especial" 

Todos lo somos, pero pocos los aceptan. En cada persona Dios colocó una joya. Si tú descubrieras la tuya sería una bendición para ti y para los demás. 

No hablo tampoco de que necesariamente tengas que ser emprendedor, cualquiera que sea tu sueño es maravilloso, ya sea ser doctor, chamán, modelo, guía espiritual, mamá, etc. 

Lo que sea tu sueño sé el mejor y predica con el ejemplo. Esto último es muy importante no seas un maestro que no practica lo que predica o si tu universo es un caos como vas a enseñar a otros a tener orden, ve más allá de tus intereses personales.

Ser maestro es una gran responsabilidad, cuándo sigas a alguien mírale la vida, no a modo de juicio sino de congruencia.

Pregúntate, ¿qué quiere Dios a través de mí? Busca en tus más hermosos sueños. Eso es.


αи∂яєα м.