¡EVOLUCIONAR PARA BRILLAR!

El otro día navegando por internet encontré una frase que me pareció muy acertada y que decía lo siguiente: “Para florecer es necesario pasar por todas las estaciones” Me encanta darme cuenta como en la naturaleza se pueden vivir los más extraordinarios ejemplos de cómo deberíamos vivir nuestra vida.  

Les cuento un poco, en el universo, como en la misma naturaleza existen diferentes leyes que ayudan a mantener el orden. Existe la ley del amor, la ley de la finalidad, la ley la jerarquía, la ley de la atracción y otras más existen para que todo sea en armonía. Hace algunos días en un curso tuve la maravillosa oportunidad de escuchar y aprender sobre la ley de la evolución.  Al principio pensé que hablaríamos de monos y su evolución o las teorías de Darwin, pero no. Resultó ser una muy grata sorpresa.

Una de las leyes que rigen el universo es la de la evolución. Todos los seres que habitamos este planeta estamos diseñados para EVOLUCIONAR y no me refiero a convertirnos en súper humanos y ser inmunes a todo, hablo de evolucionar para alcanzar nuestro mayor potencial, toda nuestra LUZ para crecer y experimentar todo lo que hemos venido aprender. En pocas palabras para poder crear MAGIA.

Ok, talvez suena un poquito difícil de comprender, pero te lo voy a poner en palabras simples y llanas. Evolucionar significa dejar ese empleo que tanto te molesta; evolucionar es decir ADIOS a todas las situaciones en tu vida que no te permiten avanzar, crecer, ser un mejor tú. Evolucionar es despedirte de todas las relaciones que no tienen nada nuevo que aportarte y con las que ya no tienes nada en común.

En mi experiencia evolucionar quiere decir: abrazar el cambio. Comprender que día a día nosotros vivimos cambios, a veces muy pequeños, tan pequeños que no nos percatamos de ello. Un gran ejemplo es que día a día cada noche, nuestras células se regeneran. Todos los días millones de células nacen y otras mueren, parece algo pequeño y no lo notamos, pero ¿qué pasa cuando ese biorritmo se ve alterado? Bueno, pues es cuando vienen las enfermedades.  Lo mismo sucede en nuestra vida. Cuando no evolucionamos, no crecemos y entonces vienen los bloqueos y las situaciones forzadas.

Puede sonar algo complicado, pero estoy convencida que se trata de FLUIR y la buena noticia de todo esto es que cuando decidas dar el siguiente paso habrás dejado atrás la repetición de viejos patrones y dejarás de repetir una y mil veces las mismas historias. ¡EVOLUCIONA, FLUYE, EXPERIMENTA NUEVAS SENSACIONES, NUEVAS HISTORIAS Y EXPERIENCIAS y deja que tu alma con tanta luz que a puedas contagiar a quienes te rodean para que vivan su vida al máximo!

Paulina Gallardo Name.